INVIERNO


Cubierto por un manto frío
me mantengo firme,
el Sol vendrá luego.
  
El zendo se ha quedado frío,
habrá que encender la estufa
y seguir en invierno.
  
-La superficie se ha helado
pero debajo sigue el río.
-Pareces un monje idiota
pero debajo de ti sigue un buda.
  
Helada el agua,
helada la tierra,
heladas las hojas.
¡Cuánta hermosura!
Helados los pies,
...regreso a casa.
  
  Dentro de unos días
podré sentarme sobre la hierba,
contemplar las flores múltiples colores
y el río volverá a ser azul.
¡¡¡Yo lo sé!!!
   
Quien acaricia mi rostro
es el frío intenso,
o tal vez son las divinidades
que me acompañan en el camino.
   
No hay cielo ni tierra.
Una alfombra blanca
cubriendo todos los colores.